Buscador:
CUBA EN BARRANQUILLA
Que el análisis sea riguroso y abierto a la opinión de todos

Así lo consideró el Presidente cubano al participar en el Consejo de Dirección del Inder que abordó el tema.


leticia martínez hernández
sábado, 01 de septiembre de 2018 09:31 AM



Foto: Estudios Revolución

La Habana.- A UN análisis riguroso y abierto a la opinión de todos sobre la actuación de la Isla en los XXIII Juegos Centroamericanos y del Caribe, instó este viernes el Presidente cubano, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, al compartir con directivos del Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Recreación (Inder).

No se pueden encerrar en los análisis, hay que escuchar los criterios que han emitido la población, los atletas, los entrenadores, la prensa especializada y los técnicos, para que el proceso verdaderamente rinda frutos, argumentó.

El ciclo olímpico comenzó mal, dijo, porque el resultado de estos Juegos Centroamericanos y del Caribe no es el que queríamos ni el que esperábamos.

Los pronósticos no fueron objetivos y tenemos que ser realistas con el lugar que Cuba puede ocupar en estas competencias, a partir de su situación y del contexto internacional, apuntó.

El Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros consideró que urge una mayor superación de los entrenadores, porque las épocas han cambiado y los modos de hacer en el alto rendimiento también.

Nuestros profesionales del deporte tienen que estar actualizados y para ello es necesario un observatorio tecnológico que esté al tanto de lo que pasa en el mundo.

En medio de todo esto, acotó, no puede descuidarse la masividad, que es de donde salen los talentos. Las áreas deportivas y las clases de Educación Física tienen que funcionar bien, porque allí se crea o se deforma la ­motivación y se aprenden los elementos técnicos fundamentales.

El mandatario reflexionó además sobre la realización de los campeonatos nacionales, los que a su consideración deben ser lúcidos, no mediocres, con calidad y rigor, donde participen las figuras más destacadas y se televisen por el canal deportivo.

Finalmente, Díaz-Canel felicitó a los deportistas, especialmente a aquellos que tuvieron una mejor actuación en Barranquilla y consideró que si se trabaja bien y se concretan todos los análisis, se puede obtener un buen resultado en los Juegos Panamericanos que se celebrarán en Lima, Perú, en el 2019.

Estas apreciaciones fueron emitidas por el mandatario cubano en el Consejo de Dirección del Inder que evaluó la actuación de Cuba en los recientes Juegos Centroamericanos y del Caribe, donde la delegación de la Mayor de las Antillas quedó en segundo lugar, por detrás de México, y perdió la hegemonía que tenía en el área desde Panamá, 1970.

Se informó que en la cita de Colombia participaron 5 200 atletas de los 37 países de la región; se realizaron 450 pruebas en 36 deportes; se entregaron un total de 1 458 medallas; solo siete países regresaron sin preseas; y los oros se distribuyeron entre 18 naciones.

La delegación cubana contó con 535 atletas, el 66 % de ellos participó por vez primera en unos Juegos de este tipo. Entre las disciplinas que sobrecumplieron con el pronóstico marcado desde Cuba estuvieron la esgrima, las pesas, la gimnasia rítmica deportiva, el softbol, el kárate y el clavado.

En tanto, cumplieron el taekwondo, la gimnasia, el ciclismo, el tenis de mesa y el hockey. En un rango de error permisible quedaron la lucha, el canotaje, el pentatlón, el bádminton, el boxeo, el tiro, el voleibol, el balonmano y el polo acuático.

Por debajo de los pronósticos estuvieron el atletismo, el béisbol, el baloncesto, el judo y el remo. En otras disciplinas, como tenis, patinaje o triatlón, no se aspiraba a medallas de oro.

Los resultados finales mostraron que Cuba perdió 45 títulos de los que pronosticó y obtuvo 30 medallas de oro que no estaban previstas a alcanzar.

En la reunión, varios comisionados nacionales de disciplinas como judo, lucha, atletismo, baloncesto, tiro, remo, canotaje y pesas dieron sus apreciaciones técnicas de las competencias y los problemas que confrontaron, entre ellos mala planificación de los pronósticos e insuficiente preparación sicológica de los atletas. Se supo que este tipo de intercambios críticos se realizarán hasta finales de mes con los colectivos de entrenadores y atletas para sacar experiencias.

Sobre la actuación cubana, el presidente del Inder, Antonio Becali Garrido, opinó que no se hizo un estudio profundo de los contrarios y no se acudió a la ciencia para realizar los pronósticos. Además, el contexto centroamericano es otro, con una mayor presencia de rivales que antes no participaban en estas competencias.

Becali Garrido dio a conocer un grupo de aspectos a tener en cuenta con la mira puesta en los Panamericanos de Lima, entre ellas la prioridad en la superación, la aplicación de la ciencia en cada uno de los deportes, el aprovechamiento intencionado de la experiencia y saberes de las Glorias Deportivas, el rescate de entrenadores con experiencia y la continuidad en la reparación de las instalaciones deportivas.

Igualmente se refirió a la importancia del trabajo político ideológico en la preparación de los deportistas cubanos y a la disciplina que estos deben mantener, tanto en los entrenamientos como fuera de estos.

Según se dio a conocer, la prioridad está ahora en los eventos clasificatorios para los Juegos Panamericanos y los Juegos Olímpicos de Tokio, 2020; y en los campeonatos mundiales y copas del mundo en los deportes estratégicos con posibilidades de medallas para ambas citas. (Tomado de Granma)